domingo, 1 de abril de 2012

El jefe de mi esposa

Hace unos dias vi a mi esposa preocupada y que apenas hablaba. Le pregunte varias veces pero no me quiso decir nada. Despues de cenar y, tras ver un poco la television, nos acostamos dispuestos a dormir. Yo no quise insistir aunque veia que algo no iba bien. En un momento que ya estaba a punto de coger el sueño, me dice:
- Tengo que contarte algo.
Yo la mira con cara de preocupacion y le dije: - cuentame.
- Veras, desde hace unos dias, noto que mi jefe se estaba insinuando, con palabras muy suaves y con algunas indirectas. No habia pasado de ahi y yo lo habia dejado estar.
- Bueno, no pasa nada. Eres una mujer muy bonita y el logico que le gustes.
- Ya, pero es que esta tarde ha pasado algo que creo te debo contar.
- Si, dime -  Le dije, mientras la abrazaba tiernamente.
- Cuando ya estaba acabando la jornada laboral, me ha llamado al despacho. Yo he entrado y, a diferencia de otras veces, el no estaba sentado en su mesa. Estaba esperando que entrara y al hacerlo ha cerrado la puerta con pestillo. Yo me he asustado un poco y le pregunte la razon de cerrar con pestillo.
Me dijo que no me preocupara, era para tener intimidad porque tenia que decirme algo un poco delicado.
- ¿y que te dijo? - pregunte yo intigrado.
- Me dijo que llevaba tiempo observandome y que era una buena trabajadora pero que no sabia si realmente estaba dispuesta a hacer todo por la empresa. Yo le dije que efectivamente estaba dispuesta a trabajar en la firma y que me gustaba mi trabajo.
El me dijo que, dado que tenia que dar buena impresion y que, a veces venian clientes importantes, seria deseable que yo fuera vestida con algo de menos recato.
Yo le comente que creia que venia bien vestida, suelo llevar trajes y vestidos.
Me dijo que quizas tendria que llevar alguna minifalda corta y blusas con amplio escote.
Yo me enfade un poco y le dije que no creia que ir de esa forma ganara en productividad.
Entonces me dijo que el problema es que estaba dispuesto a ascenderme a otro trabajo, en el que las relaciones sociales eran muy importantes. Tendría que ir con clientes y, claro, eso exige una dedicacion especial.
Yo me puse muy contenta y le dije que estaba muy dispuesta a ello y que le agradecia que se hubiera fijado en mi.
El me dijo que eso suponia una mayor remuneracion economica.
- Eso es maravilloso. Felicidades. - Le dije yo.
- No, pero espera. Resulta que me dijo que a veces los clientes piden cosas que son un poco raras. Yo le pregunte a que se referia y me dijo que igual teniamos que ir un dia de fiesta a su casa invitados o ir de viaje. Yo le dije que no habia problemas.
Entonces me dijo que seria conveniente que yo fuera siempre muy agradable.
Le dije que perfecto, que lo seria.
EL jefe saco una botella de cava del mueble y un par de copas y me dijo que bridaramos.
Yo acepte, aunque tenia el estomago vacio pues hacia ya tiempo que habia comido.
Nos tomamos las copas y el seguia insistiendo en lo amable y sobre todo "suelta" que debia de ser.
Yo, que al principio estaba preocupada, ya me tranquilice bastante. Entonces me dijo: "quitate la ropa". Yo pense que estaba de broma y le dije: "¿como dice?". El me dijo: "a eso me referia. Si un cliente le pide que se desnude usted debe estar preparada para llevar una ropa interior en condiciones para la ocasion. Total no sera mas de lo que se ve en la playa".
Yo, con el efecto del cava, acepte y de pronto me quite la ropa quedandome en tanga y sujetador.
- Bueno - dije yo - tampoco pasa nada.
- Me alegro que te lo tomes asi pero no ha quedado ahi.
- Cuenta - Le dije, ya un poco excitado.
- Estaba en ropa interior y, con el efecto del alcohol, yo tenia una risa muy contagiosa. El tambien se reia. Se encontraba sentado en su sillon y me dijo: "ven aqui, sientate en mis rodillas". Yo segui la broma y me sente en sus rodillas.
Se me acercó y me intentó besar en los labios. Yo le dije que no deberiamos hacerlo puesto que yo era una mujer casada. El me dijo que estaba loco por mi y que hacia tiempo que le gustaba mucho.
Entonces me levante, recogi mi ropa y me marche. Cuando iba a abrir la puerta vi que estaba cerrada.
Le pedi que me diera la llave. El se acercó para darmela y al estar cerca, no me pude contener y fui yo quien le dio el beso. Senti su bulto en la entrepierna apretando contra mi cuerpo. Le quite toda la ropa y me desnude completamente. Me tumbo en la mesa del despacho y alli lo hicimos.
Cuando acabamos, me levante, recogi la ropa y le pedi que abriera la puerta.
El abrio la puerta, yo me vesti y le dije: "tengo marido, nunca mas vamos a hacer esto" y me fui.
- No te preocupes - Le dije con tono cariñoso - Te agradezco que me lo hayas contado.

Nos abrazamos, yo sentia que tenía una ereccion importante. Mas que enfadarme estaba excitadisimo. De pronto noto que mi mujer me toca el pene y me dice:
- ¿estas empalmado?
- Te confieso que si.
- No me lo puedo creer. Yo pensaba que te ibas a enfadar y te has excitado.
- Pues si, y ahora espero que me recompenses a mi.

Esa noche tuvimos una sesion de sexo increible. Mientras haciamos el amor le dije que la proxima vez que tuviera sexo con su jefe tenia que hacerlo delante mia.

6 comentarios:

  1. mi mujer lo hace con el jefe, el no sabe que mi mujer me cuenta, es lo mas cojemos mucho mejor, el tipo tiene el morbo que se coje una casada y me hace cornudo y yo lo disfruto liliana36_05@hotmail.com

    ResponderEliminar
  2. Esa es mi gran fantasia quiero hacerselo a mi esposa alguien de chiapas mexico contacteme casanova_galvan@hotmail.com

    ResponderEliminar
  3. de que parte de chiapas son los del mail casanova_galvan@hotmail.com

    ResponderEliminar
  4. Yo tengo la fantasía de ver a mi mujer con otro ya se lo propuse y esta de acuerdo somos del D.F.homar_954@hotmail.com

    ResponderEliminar
  5. alguna paraeja que quiera que seas su macho corneador soy de pachcuca hgo jancarlo_357@hotmail.com para yenarle la verija de leche y su culito a sus esposas manden msn 7711024231 o marken

    ResponderEliminar